Infografía-Gráfico-Datawarehouse-BI

DataWarehouse

Un Datawarehouse como su propio nombre indica es un almacén de datos, pero no un almacén de datos generales de una empresa. Se caracteriza por contener los datos de una empresa transformados en información explotable de forma fácil y fiable.

Cuenta con la ventaja de poder aglutinar distintas fuentes origen de datos combinadas y tratadas para un análisis posterior desde distintas perspectivas.

Un Datawarehouse, es un sistema para recopilar, organizar, mantener y compartir datos históricos. Consiste en datos “usados” ya que los datos provienen de sistemas operacionales que son los que capturan y utilizan los datos evidentemente dentro del contexto del propósito de ese sistema.

Por supuesto, también son posibles otros sistemas o fuentes, pero en un proyecto DW el término “sistemas operacionales” se utiliza ampliamente para englobarlos todos. Generalmente hay más de un sistema fuente para un almacén de datos. Normalmente, se considera que los almacenes de datos abarcan toda la empresa, pero muchos casos se pueden enfocar en una línea de negocios en particular, como las finanzas o el marketing.

Datawarehouse proporciona una estrategia muy necesaria para que las organizaciones recopilen, almacenen y analicen grandes cantidades de datos comerciales. A medida que las empresas amplían las actividades físicas y en línea, el campo del almacenamiento de datos se ha vuelto cada vez más importante.

Los usuarios de negocios utilizan DW para el soporte de decisiones. El apoyo a la toma de decisiones en este contexto es sinónimo de Business Intelligence (inteligencia de negocios), que es el uso de los datos y la manera en que se recopila, se muestra y se presenta dentro del DW.

Los usuarios comerciales, también conocidos como usuarios finales, ejecutan consultas de una forma u otra sobre los datos dentro del entorno DW para respaldar su proceso de toma de decisiones comerciales.

El número de consultas puede variar desde consultas simples, análisis de tendencias para datos a través del tiempo, análisis comparativo, extracción de datos para análisis asociativo, extrapolación o análisis predictivo para expectativas futuras, y mezclas de estos u otros dependiendo de los requisitos de uso comercial.

La ventaja principal de este tipo de bases de datos radica en las estructuras en las que se almacena la información (modelos de tablas en estrella, en copo de nieve, cubos relacionales… etc). Este tipo de persistencia de la información es homogénea y fiable, y permite la consulta y el tratamiento jerarquizado de la misma y siempre en un entorno diferente a los sistemas operacionales.

El proceso de creación de un DataWarehouse, desde el punto de vista técnico, es en la mayoría de los casos el punto de partida para la implantación de una solución de Business Intelligence.